"Si no juego me voy". La estrella del Real Madrid que pone la navaja en el cuello a Zidane

Se avecina tormenta. Y de la buena. ¿Dónde? En el Real Madrid.
Florentino Pérez deberá capear un temporal que puede ser demoledor en los próximos días. La fecha clave está marcada en rojo en el calendario: 3 de junio.
La final de la Champions se disputará en Cardiff pero hay muchas dudas sobre quiénes serán los futbolistas que ocupen el terreno de juego.
Zinedine Zidane debe diseñar un plan peligroso contra su otro equipo, la Juventus de Turín, el club que lo catapultó a la fama previo paso por el Real Madrid.
La polémica está servida. Por encima de todos, hay un nombre en tela de juicio: Gareth Bale.
El expreso de Cardiff no se perdería por nada del mundo una final de Europa. Pero mucho menos en este caso, ya que se disputa en su ciudad.
Levantar la Orejuda cuajando un buen partido en su tierra sería un sueño que desquitaría al galés de una temporada para el olvido. Arrancó como un toro, pero tras las lesiones se disipó.
Su final de temporada ha sido pésimo. Y para colmo volvió a lesionarse en el Bernabéu contra el Barça el mismo día que Messi se exhibió para mantener viva una Liga frenética.
El pueblo quiere a Isco
Aquel día se desató el debate. Salían chispas de las tertulias futboleras. ¿Se equivocó Zidane al poner a Bale y dejar a Isco en el banquillo?
Todo el mundo coincidió en que sí. Y no fueron pocos los que dijeron que la alineación de Bale era más obra de Florentino que del propio Zidane.
Precisamente eso es lo que se teme que ocurra en la final de la Champions. Que Florentino de un golpe sobre la mesa para imponer la presencia de Bale.
El entorno madridista prefiere, casi por unanimidad, a Isco Alarcón, que ha liberado, al fin, el mago que lleva dentro con grandes exhibiciones de juego.
Pero la presión es muy fuerte desde el entorno de Bale. Una frase muy explícita ha llegado a oídos de Zidane: “Si no juego, me voy”. Hasta Florentino se ha puesto nervioso.
Con la tecnología de Blogger.