Aduanas inspeccionó el barco de Cristiano porque sus guardaespaldas asaltaron varios barcos en busca de paparazzi


Cristiano Ronaldo y todos sus acompañantes se llevaron un gran susto en Formentera. La familia al completo de la estrella del Real Madrid disfrutó de un almuerzo en el restaurante ‘Es molí de sal’ cuando a su regreso a su embarcación, el barco alquilado ‘aYa London’, se encontraron con la presencia de tres oficiales de Agencia Tributaria Aduanera.
Los agentes acudieron al barco de Cristiano en medio de un proceso rutinario de inspección a los papeles y matriculación del ‘aYa London’, como habían hecho con varios barcos de alrededor. Sin embargo, la presencia de cámaras de televisión junto a la patrulla policial incomodó y mucho a la familia del futbolista.
Según afirmaron varios testigos oculares, el barco del cuatro veces Balón de Oro no pasó desapercibido para muchas de las personas que también intentaban disfrutar de sus vacaciones a bordo de un barco en esta zona. Sin embargo, la seguridad privada de Cristiano –compuesta por más de 8 hombres y equipados con barcos– no actuó de forma discreta hasta el punto de entrar en varias embarcaciones de particulares exigiéndoles una distancia de más de 100 metros con la del jugador portugués y buscando paparazzis en el interior de cada barco. Los guardaespaldas de Cristiano, alguno de ellos campeones de artes marciales, intimidaron y mucho a las personas que estaban en las embarcaciones.
Según ha podido saber OKDIARIO, fue uno de los particulares quien realizó la petición a Aduanas para que revisase el barco del portugués después de un duro enfrentamiento con la seguridad privada de Cristiano. Tras comprobar los agentes que todos los papeles estaban en regla abandonaron el barco del luso sin mayores problemas. Cristiano y su familia pasaron un mal rato por la presencia policial y de las cámaras de televisión, pero finalmente pudieron continuar con tranquilidad con sus vacaciones.
Con la tecnología de Blogger.