Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...


El futuro de Pierre-Emerick Aubameyang sigue siendo una incógnita. Muchos equipos lo quieren, pero todavía es jugador del Borussia Dortmund. Desde el combinado germano quieren que siga y le han dado un ultimátum para que decida su futuro, pero ahora mismo sería difícil pronosticar donde va a jugar el gabonés la próxima temporada.
Su sueño siempre ha sido jugar en el Real Madrid y así lo ha reconocido públicamente por activa y por pasiva. Y ahora, tras la marcha de Morata al Chelsea, el ariete del Dortmund se ha puesto a tiro. Los blancos lo tienen en su agenda desde hace tiempo, aunque ahora mismo han fijado sus miradas en su gran objetivo: Kylian Mbappé.

China le tienta

Todos los rumores apuntaban a que Aubameyang se había decidido por el Paris Saint Germain, también lo quería el Milan y el Manchester City de Guardiola, pero la realidad es que aún no se ha movido del Dortmund. Ahora le ha salido una nueva novia en la Superliga China, pues el Tianjin Quanjian de Fabio Cannavaro está dispuesto a romper la banca para hacerse con uno de los grandes goleadores del fútbol europeo. Le ponen una oferta de 30 millones de euros anuales sobre la mesa, y en Alemania aseguran que ya tiene un acuerdo con el equipo chino para enero.
Pero firmado no hay nada, y si el Real Madrid se decidiera a ir a por él, caben pocas dudas de que pararía todo y perdería dinero para vestir de blanco. Así se lo prometió a su abuelo cuando era un niño, y todavía se puede hacer realidad esa promesa. Sin embargo, en los despachos de Concha Espina no las tienen todas consigo con el gabonés, primero porque tiene ya 28 años, y segundo porque el Dortmund pedirá un traspasó altísimo por un jugador que pese a ser un gran goleador no es uno de los mejores del mundo.