Cristiano Ronaldo debuta en el banquillo


Después de la tormenta, siempre llega la calma. El huracán que se formó a comienzos de verano por los rumores que apuntaban a una marcha de Cristiano Ronaldo se fue a apaciguando poco a poco. Pero el portugués todavía tiene un largo camino que recorrer para solucionar sus problemas con Hacienda. El primer gran episodio será este lunes, pues Cristiano está citado para declarar ante el juez por el supuesto fraude de 14,7 millones.
El jugador del Real Madrid tendrá que comparecer a las 11:30 de la mañana ante la magistrada titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Pozuelo de Alarcón en calidad de investigado tras ser denunciado por la Fiscalía a raíz de la investigación de Hacienda, y tendrá que explicar su versión de todo este asunto que tanto le enfada y que incluso le hizo barajar la idea de marcharse de España y por ende del Real Madrid.

Siempre ha defendido su inocencia

Cabe recordar que el luso está acusado por la fiscalía por defraudar 14,7 millones de euros, presuntamente, provenientes de las rentas generadas por sus derechos de imagen entre los años 2011 y 2014. El madridista y su bufete de abogados siempre han defendido su inocencia, de ahí que llegara a plantearse la opción de abandonar el país por considerar que se le estaba tratando como a un delincuente. Sin embargo, tras ese enorme calentón, todo parece haber vuelto a la normalidad y, pase lo que pase, el jugador continuará en el Real Madrid.
Salvo giro inesperado, el futbolista insistirá en su inocencia, pero la acusación le culpa de aprovecharse de manera “voluntaria” de una estructura societaria creada en 2010 para supuestamente defraudar esos 14,7 millones de euros. Desde que la fiscalía se pronunciara, el portugués y su entorno se han mantenido en silencio en cuanto a este tema. Prefiere hablar este lunes en el Juzgado, y después sí que parece que romperá su silencio públicamente tras exponer a la juez sus argumentos de defensa.
Con la tecnología de Blogger.