El Barça ganó el Clásico de Miami haciendo trampas



Lo que ocurrió en el Clásico de Miami, por desgracia, viene siendo un clásico en los últimos años: el FC Barcelona venció al Real Madrid haciendo uso de trampas. Después de ver cómo el cuadro blanco supo sobreponerse y empató el 0-2 inicial en contra, el Barça necesitó de la ayuda arbitral para poder ponerse nuevamente por delante y, finalmente, llevarse el partido.

El árbitro, que permitió incluso que Ivan Rakitic se le pusiera chulo y le empujara -sin sacarle ni siquiera tarjeta amarilla- delante de todo el mundo, señaló una falta totalmente inexsitente de Casemiro sobre Neymar, que al ver donde estaba la pierna de su compatriota saltó como si de un concurso para ver quien saltaba más alto se tratara.
Con la tecnología de Blogger.