El desagradable encuentro que Cristiano quiere evitar en Ibiza

Cristiano Ronaldo se encuentra en Ibiza con su familia de vacaciones. El jugador del Real Madrid declinó la oferta de sus amigos para ir a Mykonos y ha terminado con su madre, con su novia, sus hijos, hermanas y sobrinos en las Baleares. Pero hay algo que debe preocuparle seriamente: un posible encuentro con su ex, Desiré Cordero. Antes de comenzar su relación con Georgina Rodríguez, el futbolista del Real Madrid mantuvo un breve romance con la modelo sevillana. La que fuera candidata española a Miss Universo y el luso no terminaron bien, hasta el punto de que poco después de su ruptura coincidieron en un evento y ni se miraron a la cara. Una actitud que podría repetirse en Ibiza este verano, pero que Cristiano no quiere imaginarse.
Con la tecnología de Blogger.