Entrevista a Pablo Machín

Después de dos fases de ascenso fallidas y de salvar al equipo del descenso en su primer año, Pablo Machín (Soria, 1975) ha conseguido subir al Girona a Primera. El técnico repasa lo que ha sido la temporada y el futuro del club catalán, consciente de que una de sus grandes bazas es el acuerdo con el City, donde intentará pescar para ser competitivos en la máxima categoría.

Les ha costado, pero ya están en Primera...
Mucho. Desde que llegué hace tres temporadas y media y el equipo estaba en la UVI. Hicimos un año posterior en el que por ese minuto 92 contra el Lugo no subimos. El año pasado jugamos playoffs, pero Osasuna nos ganó. Esta vez ha sido la más clara por la regularidad y la distancia.
¿Dónde ha estado la clave?
Si lo supiera sería muy fácil, tendría la varita mágica y podría ir a cualquier equipo y hacer lo mismo. Valoro el proyecto y la confianza en mi persona. Hoy es muy fácil hablarlo, pero muy difícil tener paciencia para hacerlo.
¿Qué parte de culpa ha tenido Pablo Machín?
Algo de culpa tendré [risas]. Hoy no se concibe a un entrenador sin su cuerpo técnico. Tienes que saber llegar a ellos para transmitirles lo que quieres. Yo no puedo hacer de un burro un caballo de carreras, pero sí le podré hacer un burro más rápido.
¿Cómo se motiva a los jugadores después de dos ascensos frustrados?
El aspecto psicológico es fundamental. Es complicado levantar el ánimo de futbolistas que se veían en el minuto 92' en Primera y en el 93' vuelven a Segunda. Revertir la situación y sacar lo positivo de eso que crees que es malo.
Ha dicho que el Girona se ve reflejado en el Atlético...
Sí, por eso del pupas. Si ha habido un pupas en Segunda, ha sido el Girona. El Atlético ha sufrido varapalos en la Champions, perdiendo de forma similar a la nuestra contra el Lugo. Si el Atlético puede pelear con el Barça y el Madrid y ganar una Liga, nosotros, siguiendo esa filosofía, superamos a equipos que son mejores que nosotros económica e históricamente.
¿Pensó alguna vez que este año tampoco lo conseguirían?
Por supuesto que lo pensé. La afición ha estado acostumbrada a padecer más que a celebrar. Cuando lo tenía en la mano, le tocó un varapalo.
¿Cuándo se vio en Primera?
Cuando pitó el árbitro el final contra el Zaragoza. A los dos nos valía el empate y todo el mundo penaba que se iba a empatar, pero no lo tenía tan claro. Cuando quedaban cinco minutos me lo empecé a creer.
¿Ha renovado tras ascender?
Estamos hablando para ampliar el contrato. A lo largo de los próximos días se podrá llegar a un entendimiento.
¿Cómo espera su debut como míster en Primera?
Tengo que aprovechar esta oportunidad con enorme responsabilidad. Disfrutar va a ser más difícil.
¿Lo dice porque es consciente de que van a sufrir?
Sin duda. He sufrido en Segunda y he ascendido, así que imagínate en Primera.
¿Cómo se convence a un portero como Iraizoz de que acepte el proyecto del Girona?
Explicándoselo y teniendo muchas conversaciones con él. No en mi caso, pero sí en el de la Secretaría Técnica. Gorka acababa contrato y se pudo hablar con él desde hacía bastante tiempo.
¿Algún club en el que fijarse?
Leganés, Eibar y Alavés han sido los últimos que se han mantenido con una filosofía similar al Girona. Nos puede diferenciar la relación con el City. Podremos tener cedidos que nos den ese salto de calidad. Soñando, aunque no soy muy de soñar, ¿por qué no ser como el Villarreal con el tiempo? Era un club de un pueblo y ha llegado a la Champions.
¿Tendrá que pedirle jugadores a Guardiola?
En el papel tengo unos cuantos pedidos, la carta a los Reyes. No sé si será el rey Guardiola, Soriano, Txiki o el Jeque quienes tienen que decidirlo. Pedir, he pedido. Luego veremos lo que nos traen.
¿A qué entrenador le gustaría parecerse?
Quiero ser Pablo Machín, tengo mi idea. Cuando estaba la discusión entre Mou y Guardiola yo decía: 'Ni Mourinho ni Guardiola, Del Bosque'.
Como soriano, firmaría un Girona-Numancia en Primera.
No sólo lo firmaría, sino que pondría dinero.
Última jornada y el Girona dependiendo de sí mismo para salvarse. ¿Lo firmaría?
No. Sinceramente, no. Nos tenemos que ganar estar en Primera desde la primera jornada. El objetivo es la permanencia, pero hay que ser ambiciosos. En principio no firmo estar en la última jornada dependiendo de nosotros mismos sólo para salvarnos.
Con la tecnología de Blogger.