Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...


El Real Madrid no se olvida de Eden Hazard. El belga se fracturó el tobillo al final de la pasada temporada, una lesión que complicó todo, pero en el Bernabéu se siguen acordando de él. El mediapunta del Chelsea gusta tanto a la cúpula como a Zidane y sigue en la recámara por si fallara el fichaje de Mbappé, la prioridad del club blanco para este verano, aunque no sería nada fácil sacar al crack belga del equipo blue, pues su gran campaña ha hecho que su valor de mercado haya crecido en 10 millones de euros con respecto al año pasado.
Tras las salidas de Morata y de James Rodríguez, en los despachos de Concha Espina se trabaja en buscar posibles refuerzos para la parcela ofensiva. Asensio y Bale deben dar un paso adelante, pero aún así se estudian alternativas como Mbappé o el propio Hazard, que gusta mucho ucho a Zidane. El técnico madridista siempre ha querido contar con los servicios del belga, desde que lo recomendó para el Real Madrid cuando todavía jugaba en el Lille.

De 65 a 75 kilos

Pero desde Londres, no están dispuestos a vender al que es una de sus piezas clave. De la mano de Conte, el conjunto inglés ha conseguido volver a ganar la Premier y Hazard ha sido elegido como mejor jugador de la liga. La próxima temporada esperan dar un salto cualitativo para poder pelear por la Liga de Campeones y quieren hacerlo con el belga en su plantilla. Además, la entidad dirigida por Abramovich quiere ampliar la vinculación con el jugador, que a su vez ha pasado de estar valorado en 65 millones a 75 kilos según el portal especializado Transfermarkt.
El club madridista tendría la suficiente liquidez para reventar el mercado con la firma de dos de las estrellas del mercado. Serían dos refuerzos de lujo con los que los actuales campeones de Europa buscarían prolongar su dominio en el continente, pero su fichaje no es nada sencillo. Sin embargo, Hazard sigue en la recámara.

infoBETS


Espacio Publicitario