"Nos están mareando con Mbappé igual que hicieron con Pogba"


El futuro de Kylian Mbappé sigue sin deparar soluciones y día tras día va cogiendo papeletas para convertirse en el culebrón del verano. El Real Madrid se desmarcó, desde un primer momento, como el gran candidato a firmar al jugador, que se sentía deseado y deseaba vestir de blanco, pero los mareos de su entorno están complicando las cosas hasta el punto de que en el equipo merengue no tienen nada claro que el jugador vaya a vestir la camiseta blanca, en una situación que ya se vivió hace un año con Paul Pogba.
“Nos están mareando con Mbappé igual que hicieron con Pogba”, aseguran desde el club con respecto a la operación que debe traer al jugador francés al Real Madrid, y que se está convirtiendo en un auténtico culebrón. Los impedimentos encontrados por el conjunto blanco a la hora de fichar a la emergente estrella no son algo nuevo para los directivos madridistas, pero eso no quita para que la situación esté resultando molesta y generando dudas.
El Real Madrid estuvo muy cerca de firmar a Paul Pogba el pasado verano, pero finalmente, en el club blanco se cansaron de la manera de actuar del entorno del jugador francés, con su representante Mino Raiola a la cabeza, por lo que acabaron descartando la incorporación y este acabó regresando al Manchester United.
Con Mbappé está sucediendo algo parecido y en el Real Madrid la situación está comenzando a resultar cansina, y lo que es peor, recordando a lo sucedido con Pogba. El padre del jugador parece el último obstáculo para su contratación, pero el hecho de que este prefiera que Kylian firme por el París Saint-Germain no parece sino una más de las incomodidades que están creando desde el entorno del jugador para complicar la operación.
El dinero que estaría ofreciendo el PSG tampoco favorece a que el vínculo entre Real Madrid y Mbappé pueda convertirse en realidad. En el club merengue, a pesar de la proyección y el buen presente del jugador, no están dispuestos a hacer locuras. “Hoy no es Ronaldo, es un chico de 18 años al que no le vamos a pagar 12 millones. Si mañana es Ronaldo le pagaremos 300 si hace falta”, aseguran.
Un traspaso que podría parecer sencillo puede complicarse hasta el extremo y en el Real Madrid ya ni siquiera tienen claro que Mbappé quiera vestir la camiseta blanca a corto plazo, algo que se daba por hecho hace solo semanas. De la actuación del jugador y sus allegados puede depender el hartazgo del Madrid, que ha demostrado en más de una ocasión que está muy por encima de cualquier jugador, pertenezca o no al club.
Con la tecnología de Blogger.