Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...


Theo y los niños remontaron a Mourinho. Un Real Madrid plagado de juveniles remontó en la segunda parte el gol inicial de Lingard con otro de Casemiro de penalti. Al lateral recién llegado del Atlético le hicieron la pena máxima y demostró que es un jugador de esos capaces de ganar un partido él solito. También los juveniles Achraf, Franchu y Óscar dejaron detalles de su tremenda calidad y lograron dar la vuelta al partido de estreno del Madrid del que no se deberían sacar demasiadas conclusiones.
Zidane ensayaba con todo. Ocho de los titulares en Cardiff, en la inolvidable noche de La Duodécima, repetían en el primer partido del Real Madrid 2017-18. Recito para que tomen nota: Keylor Navas; Carvajal, Nacho, Varane y Marcelo; Kroos, Modric e Isco; Lucas Vázquez, Bale y Benzema. Un equipo que imponente con el que los blancos han dominado Europa en los últimos tres años.
Enfrente el United de Mourinho, cuyos enfrentamientos con el Real Madrid tienen más morbo que un duelo Belén Esteban-Toño Sanchís. Y apretó el Manchester de salida, alto el equipo, furiosa la presión. Buscaban los blancos a Modric con el ansia de quien busca una tumbona libre en Benidorm, si me permiten la comparación veraniega. Tardaron en encontrarle.
Una maniobra genial de Benzema al filo del minuto cinco supuso la primera ocasión del Real Madrid, que abortó Romero –un portero sospechoso– con un despeje de puños heterodoxo a la par que efectivo. Respondió el United con un disparo duro y centrado de Martial que hizo lucirse a Keylor Navas.
Sufría el Madrid con la presión de un United mucho más rodado en su cuarto amistoso de la pretemporada. Cada pelota dividida, cada carrera al espacio era para un diablo rojo. Normal después de que Pintus lleve dos semanas poniendo a punto a su bólido particular.

Domina el United

infoBETS


Espacio Publicitario